Este último fin de semana fui a visitar la ciudad de Xanten, famosa en esta zona por tener unas ruinas romanas, cosa no muy común aquí. Pertenece al distrito de Wesel y se encuentra situada a unos 40 minutos de Düsseldorf, al norte de Duisburg siendo más concretos.

Para los que queráis venir a ver estas ruinas, os doy datos concretos sobre ellas:

  • Origen. Su origen se remonta al asentamiento conocido como “Colonia Ulpia Trajana” la cual fue formada en la época del imperio romano.
  • Tamaño. Pues bastante, ocupa más de 83 hectáreas y tardaréis al menos 3 horas en recorrerlo todo (y eso sin pararos demasiado).
  • Precio. Tendréis que pagar 6,5 € si queréis disfrutar sólo del paseo por las ruinas y 9 € si queréis entrar también en el museo. Los niños pagan 3 €.
  • Contenido. Principalmente un anfiteatro, una reconstrucción de una villa romana, un templo, una reproducción de un jardín de la época, un parque infantil, varias exposiciones y un museo.
  • Anfiteatro. El anfiteatro posee actualmente reconstruidas un tercio de las gradas originales, pero se pueden visitar los vomitorios y túneles de acceso por los cuales los gladiadores y fieras salvajes hacían su triunfal entrada en la arena.
  • Villa Romana. Como parte del parque, se ha reconstruido una villa romana para que nos podamos hacer una idea de como eran las casas adineradas de la época. En su interior podremos ver varias habitaciones y unos pequeños jardines en su exterior.
  • Templo. Este templo se desconoce a que deidad estaba dedicado, por lo que recibe el nombre genérico de “Templo del Puerto“. Ciertamente impresiona y os recordará a los templos griegos. Obviamente solo se mantiene en pie algunas columnas y capiteles, pero aun así os podréis hacer a la idea de lo magnífico que tuvo que ser cuando se mantenía en pie por completo.
  • Exposiciones. Distribuidas a lo largo del parque podemos ver varios edificios modernos que contienen distintas exposiciones sobre la vida diaria romana, sus oficios o los carruajes de la época, ya que se encontró uno aquí en un estado relativamente bueno de conservación.
  • Jardín. En el centro más o menos del parque arqueológico podéis encontrar una reconstrucción de un jardín romano, por el que podéis pasear un rato y disfrutar de un poco de “verde“.
  • Parque. Si a los niños no les apetece “ver más piedras“, podéis llevarlos a una construcción de madera repleta de juegos y entretenimientos para ellos, seguro que disfrutarán de lo lindo.
  • Museo. Esta es una de las mejores partes del parque. Para ello se ha construido un imponente edificio de cristal y cemento que destaca en el entorno. Su distribución está muy inteligentemente diseñada, de forma que recorras el museo viéndolo al completo sin pasar dos veces por el mismo sitio. En su interior podemos encontrar multitud de objetos originales de la época romana y muchos objetos (no originales) para que interactúen los niños y así mantenerlos un poco más entretenidos. En la planta baja del museo también podemos encontrar unas ruinas de unas termas cubiertas por cristal para preservarlas lo mejor posible.

 

Cada dos años, en este parque arqueológico se celebra un evento imprescindible si vivís por la zona: el “Festival Romano Espadas, Pan y Juegos“, y que es considerado el mayor evento de recreación histórica romana que tiene lugar en el mundo. El próximo que se celebrará será en Junio de 2016 así que estad atentos.

Con respecto a la ciudad de Xanten propiamente dicha, os puedo decir que es una ciudad preciosa, que fue fundada como tal en el medievo y que merece la pena pasear por sus calles llenas de encanto. En cuanto a qué visitar os recomiendo lo siguiente:

  • Catedral de San Victor de Xanten. Tiene su origen en el monasterio del mismo nombre, que fue construido en el siglo XIII y que hoy en día tiene la categoría de basílica menor aunque se la conozca como catedral. Debe su nombre a Viktor de Xanten, miembro de la Legión Tebana, que fueron un grupo de romanos que se convirtieron al catolicismo en masa y que fueron martirizados por ello. Viktor fue ejecutado en el siglo IV en el anfiteatro de Castra Vetera (el de los restos arqueológicos que os he descrito) por negarse a hacer sacrificios a los dioses de Roma. En esta catedral se ofician los servicios eclesiásticos de la ciudad y posee una de las más importantes bibliotecas católicas del bajo Rhin. Se encuentra ubicada aquí.
  • Molino de Kriemhild. Data del siglo XVIII y en su interior podréis ver su maquinaria y funcionamiento, previo pago de 1€ claro está. En la base se sitúa una tienda donde podréis comprar algún que otro recuerdo y pan confeccionado tradicionalmente. Se encuentra situado aquí.
  • Marktplatz. Como en tantas otras ciudades, la plaza del mercado es otro lugar lleno de encanto para visitar. Aquí encontraréis varios restaurantes, cafeterías y todo tipo de establecimientos donde pasar el rato.
  • Klever Tor. Es una torre medieval de tres pisos que data del siglo XIV y que hacía las funciones de entrada a la ciudad, al formar parte del recinto amurallado que la protegía. Actualmente se usa como alojamiento de alquiler, ya que se han habilitado tres apartamentos en su interior. Esta situada aquí.
  • Xantener Südsee. Se trata de un lago que podemos encontrar en las afueras de la ciudad, justo al lado del centro arqueológico. En este lugar podemos disfrutar de un bonito paseo en barca o bien darnos un baño en verano. Se encuentra situado aquí.

 

 


¿Quieres recibir un E-Mail cuando se publiquen entradas en Vente P'Alemania Pepe?

¡Date de alta en nuestro boletín y recibirás un correo con cada nuevo artículo!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *