¿Como se celebra la Semana Santa en Alemania? ¿Que diferencias hay con respecto a la española? Aunque Alemania es mayoritariamente católica, aquí realmente no se celebra la Semana Santa tal y como lo hacemos en España, sino que entremezclan celebraciones religiosas con otras ciertamente paganas. Aquí en Alemania lo que realmente se celebra es la Pascua (Ostern):

  • Los días festivos oficiales en todo el país son el viernes santo y el lunes de pascua.
  • La simbología asociada con esta festividad es el conejo de pascua (que simboliza la fertilidad) y los huevos de pascua, que se regalan masivamente, pero casi siempre en su versión de chocolate, que está más rica.
  • Suelen decorar sus casas con flores típicas de la estación del año en la que nos encontramos (primavera) y también con huevos hervidos y pintados al modo típico de pascua; los cuales también suelen colgar de árboles al estilo del árbol de navidad, pero esta vez se llama árbol de pascua (Osterbaum)
  • Tal y como se hace en navidad (aunque no de forma tan extendida), montan mercados al aire libre (Ostermarkt) donde venden todo tipo de comida, flores y como no, huevos de pascua. Ah, y mucha cerveza (no podía ser de otra forma).
  • En algunas ciudades montan hogueras por la noche que suelen alimentarlas con los árboles de navidad, que intencionadamente han guardado desde diciembre para este momento.
  • Se celebran misas especiales la noche del sábado santo y el domingo de pascua.
  • En el domingo de pascua se celebran muchos juegos tradicionales, sobre todo enfocados a los más jovenes, como es esconder huevos de pascua en jardines y parques, o carreras de recolección de huevos.
  • En algunos lugares de Alemania, como en el estado de Sajonia, para celebrar la resurrección de Jesucristo y motivados por su profunda convicción religiosa, miles de jinetes ataviados con sus trajes de gala desfilan al aire libre montados en sus caballos. Uno de los desfiles más conocidos es el que tiene lugar en Oberlausitz, donde participan más de 1.600 jinetes cada año.

 

¿Y de donde surge exáctamente la tradición de los huevos y el conejo de pascua? Parece ser que en la edad media, el año comercial finalizaba el jueves santo, momento en el cual los campesinos debían pagar el alquiler de las granjas a los terratenientes, pago que generalmente se realizaba en forma de alimentos. Al ser habitual que durante la cuaresma en las granjas se acumularan gran cantidad de huevos, se solían hervir y entregar como pago. Además, también solían acompañar este pago de conejos o liebres que cazaban en los alrededores de las granjas, por ello la combinación de conejo y huevos de pascua. A partir del siglo XVII los adultos solían contarle a los niños que los huevos en realidad eran traidos por los conejos y liebres del campo, contribuyendo a que esta asociación no se perdiera. Por último, después de la segunda guerra mundial, los fabricantes de chocolate decidieron aprovechar estas historias para producir conejos y huevos de chocolate, lo que ha dado lugar finalmente a esta tradición tan sabrosa.

Ah, se me olvidaba contestaros a esa pregunta: NO, aquí no hay procesiones de semana santa como las hay en España, así que no trateis de buscarlas.


¿Quieres recibir un E-Mail cuando se publiquen entradas en Vente P'Alemania Pepe?

¡Date de alta en nuestro boletín y recibirás un correo con cada nuevo artículo!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *