Como ya os comenté en mi entrada sobre la búsqueda de alojamiento, lo normal cuando alquilas una casa en Alemania es que te la encuentres vacía; es más, en algunas ocasiones te tocará ponerles incluso el suelo (de parqué) o poner papel en las paredes para poder pintarlas (no se pintan directamente). La cuestión es que hasta que no “te metes en faena”, realmente no sabes el dinero que te puede costar poner a punto la casa para poder habitar en ella, ya que hay muchísimos gastos con los que no cuentas a priori. Como yo fui previsor en su momento y sabía que tarde o temprano escribiría sobre esto, apunté todos y cada uno de los gastos que tuve a la hora de trasladarme al nuevo piso, tanto los directos como los indirectos, así que os los puedo poner aquí para que podáis haceros una idea de por donde nos movemos económicamente hablando.

Debido a esta costumbre de entregar los pisos vacíos, Alemania posee un mercado de segunda mano increíblemente bueno, con muchísima variedad y precios muy competitivos, mercado que he usado para comprar prácticamente todo y sobre el cual os hablé en esta entrada (el único mueble que no compré usado fue la estructura de la cama). No busqué lo más barato ni por supuesto lo más caro, siempre traté de encontrar un término medio y una buena relación calidad precio. Obviamente podría haberme ido al Ikea y haberlo comprado allí todo nuevo, pero no lo hice por varias razones:

  • Comprar de segunda mano es más económico, por muy barato que sea el Ikea. Además, si os gustan esos muebles, también los podéis encontrar de segunda mano.
  • Siguiendo con el tema económico, si compras muebles nuevos, desde que llegas a tu casa ya valen menos dinero del que tú pagaste, por lo que si necesitas venderlos perderás dinero, si o si. Esto no pasa con los muebles de segunda mano, al menos en mi caso he buscado oportunidades muy buenas, por lo que si ahora decidiera (o necesitara) vender todos mis muebles, no solo no perdería dinero, probablemente lo ganaría.
  • Por último, cuando vivía en España ya pasé por la experiencia de amueblar la casa con muebles de Ikea, por lo que ahora mismo me interesaba más otro tipo de estilo y decoración para mi casa.

 

Bueno, vayamos a lo escabroso del asunto ¿cuanto dinero me he gastado? Tal y como avisé en mi entrada sobre mi mudanza tarde o temprano os aclararía lo que tuve que comprar a la hora de amueblar la casa, así que aquí va mi “lista de la compra”:

 

Concepto Precio Comentarios
Dormitorio
Somier 70 €
Colchón 70 €
Cama 159 € Nuevo
Armario 20 € Precio de amigo
Cómoda 20 € Precio de amigo
Lámpara 10 €
Salón
Sofá 220 €
Mueble TV 60 € Hecho por mi
Escritorio 30 €
Silla Escritorio 17 €
Lámpara 10 €
Lámparas Mesa x3 42 €
Cocina
Mesa 120 €
Sillas 70 €
Aparador 60 €
Muebles 220 € (Ver nota 1)
Fregadero 25 € Nuevo
Fontaneria 60 € Nuevo
Encimera 120 € Nuevo
Estanteria 20 €
Lavavajillas 150 € Casi nuevo
Lavadora Secadora 270 € Casi nueva
Frigorífico 70 €
Lámparas x2 50 Nuevas
Cafetera 48 € Nespresso Lattissima
Varios 148 € (Ver nota 2)
Pasillo
Aparador 100 €
Espejo 30 €
Perchero 20 €
Lámpara 20 €
Lámparas Mesa x2 30 €
Zapatero 20 €
Baño
Mueble Baño 60 € Nuevo
Mueble con Espejo 99 € Nuevo
Mueble con Lavabo 220 € Nuevo
Lámpara techo 24 € Nuevo
Lámpara Pared 20 € Nuevo
Varios 60 € (Ver nota 3)
Decoración
Cojines Sofá 50 € Nuevo
Vinilo Blanco Frigo 12 € Nuevo
Cuadro Salón 50 €
Plantas 30 € Nuevo
Cortinas Salón 25 € Nuevo
Cortinas Dormitorio 25 € Nuevo
Adornos recibidor 25 € Nuevo
Cuadro pasillo 12 € Nuevo
Mesita auxiliar para el salón 18 € Nuevo
Adornos 20 € Nuevo
Otros
Montaje Cocina 200 € Precio amigo
Bombillas 16 € Nuevo
Portes 40 €
Electricidad 40 €
Total: 3.425 €
Notas
1 Los muebles de cocina (5 metros lineales), más despensa, muebles altos (2 metros lineales), horno y vitrocerámica
2 Vasos, tazas, cubiertos, tabla de cortar, tostador, cazos, bandeja de horno, paella eléctrica
3 Alfombra de baño, Calentador, Cortina, Barra Cortina, Secador Pelo

Antes de que os echéis la manos a la cabeza por la cantidad de euros que ya pensáis que tendréis que ahorrar, tened en cuenta que ahí he colocado TODOS los gastos, y obviamente no los hice todos a la vez, algunas cosas se fueron incorporando poco a poco, durante los tres primeros meses, otras, incluso no las tuve hasta pasados otros tres y las menos, aunque estén en esa lista, todavía no las tengo compradas, ya que necesito ahorrar un poco para poder permitírmelas, pero tan solo son un par de detalles. Además también podéis ver que compré un mueble de lavabo. De nuevo no os asustéis, las casas lo traen, pero el mio era bastante feo y decidí comprar uno nuevo.


¿Quieres recibir un E-Mail cuando se publiquen entradas en Vente P'Alemania Pepe?

¡Date de alta en nuestro boletín y recibirás un correo con cada nuevo artículo!


11 respuestas a “Los muebles”

  1. Cristina dice:

    Lo de encontrar piso/casa lo veo un poco engorroso.

    ¿Has visto algún piso/casa que al menos tuviese la cocina equipada o medio equipada?

    Lo que más urgente y estresante de equipar yo creo que es la cocina al menos que comas bocadillos durante algunas semanas.

    ¿Puedes decirnos en qué portales de segunda mano buscabas las cosas.?

    Muchas gracias.

  2. Cristina dice:

    Perdona, ya he encontrado la página.

    Ebay Kleinanzeigen.

  3. Mario dice:

    Lo de los montajes es una pasta. Mi cocina pude montarla yo completa incluyendo horno y vitro, aunque los tipos que traían el material se tiraban de los pelos de “cómo vas a hacer eso solo, insensato”. Por 300 euros que me costó (Roller, electrodomésticos aparte) se me antojaba caro el montaje. Poco después por colocar UN SOFA me preguntaron si quería montaje. Les dije que no gracias y pregunté si es que era porque llevaba alguna cosa rara. Lo “raro” era levantar el culo del sofá para encontrar los cojines ahí dentro. 50 pirulos querían.

    En mano de obra (montaje, canyerías, encastrados, etc.), si eres medio apanyado, puedes ahorrar (o no palmar) BASTANTE dinero. Pero prepárate a trabajar porque las casas vienen en pelotas y vas a tener tajo, sobre todo como no hayas estado fino viendo qué había debajo de las mil capas de pintura y los enchufes nuevos para tapar una instalación eléctrica de cuando Federico era todavía El Crecidito.

  4. Solanye Hoeger dice:

    Hola… Escribo desde España, soy Venezolana con nacionalidad Alemana, la tengo yo y mis dos nenas, mi marido aquí, tiene residencia como familiar de ciudadano comunitario, varias personas me han recomendado que me planteé la posibilidad de emigrar a Alemania, puesto que allá mis hijas y yo, tendríamos más posibilidades y beneficios, que aquí no hemos podido conseguir (solo tenemos unos 10 meses de haber llegado de Venezuela).. A través de tu blog, he leído sobre las ayudas económicas y ese tipo de cosas, pero también alguien me había hablado de ayudas para amoblar el piso… Como aquí hablas de los gastos que hiciste y todo eso, tienes algún conocimiento de esa ayuda?… Tras tu experiencia, que me recomendarías?.. Lo que más me asusta o me limita, es el idioma!

    • Raphael Petrick dice:

      Hola, soy venezolano, también con nacionalidad alemana. Estoy en dresden y he recibido las ayudas del estado sin problema ninguno. Si aún necesitas alguna información sobre esta tema te puedo contar mi experiencia y todos los pasos que debes dar..

  5. Roberto dice:

    Que costumbres tan distintas… No acabo de entender lo de los muebles de cocina, cuando se trata de muebles que son bastante a medida. Además si pones encimeras suelen ir pegadas con silicona, etc…El resto lo entiendo, es facil desmontar, y no van tan a medida. Entonces, cuando te vas del piso, te llevas los muebles de la cocina?

    • Rafael Sánchez Costa dice:

      Generalmente si hay un inquilino anterior y la casa no necesitar ser reformada, éste suele negociar con el nuevo propietario un precio por la cocina (si le gusta claro), a veces de hecho no es negociable (o le pagas al inquilino por la casa o no te la quedas), ya que durante unas semanas el antiguo inquilino es el encargado de buscar uno nuevo, por lo que él mismo puede decidir que candidatos presentar al propietario, pudiendo “forzarte” a quedarte con la cocina o no presenta tu candidatura. Yo por ejemplo, que me he mudado hace poco, vendí la cocina que puse en la casa al nuevo inquilino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *