Aquí en Alemania usan la bicicleta. Es algo que ves a diario, y no me refiero a que haya algunos alemanes con su bicicleta de montaña por la calle haciendo deporte, me refiero a que la usan como medio de transporte habitual para ir al trabajo, a la escuela, a comprar, etc, la usan para todo y todos los días. Esta forma de moverse está tan arraigada por aquí que cuando los niños nacen, prácticamente su primer regalo es una bicicleta, para que vayan haciéndose con el modelo alemán.

Para que puedan circular tranquilos con esa máquina infernal, disponen de carriles bici en casi cualquier sitio o ciudad, en los que gozan de prioridad absoluta ante los vehículos motorizados y si no la tienen…. se la toman directamente, así que ten mucho cuidado cuando circules con tu vehículo y tengas que atravesar un carril bici, ya que si viene una bicicleta, dará por hecho que te vas a parar, tengas la prioridad o no, así que mucho cuidado.

Si eres un pobre transeunte, más de lo mismo, no se te ocurra pisar el carril bici cuando venga una, oirás el irremisible tintineo del timbre de la bicicleta, el cual te avisará de que va a pasar por donde tú estás ahora mismo SI o SI; no esperes que frene ni un mísero km por hora, aunque eso suponga que tengas que saltar en plancha hacia la carretera donde viene un autobús para poder apartarte de su trayectoria. Es más, cuando te hayas recuperado del susto, probablemente escucharás toda clase de improperios por parte del ciclista, que continuarán hasta que lo hayas perdido de vista.

Una vez advertidos, hablemos de la normativa para poder circular en bicicleta por el país…. ¿acaso pensabais que estando en Alemania no iba a haber una normativa al respecto? por supuesto que la hay, como para todo y en caso de no cumplirla podrán multarte por ello.

Empecemos por los accesorios obligatorios que tendrás que colocar a tu bici si quieres circular con ella por ciudad (aquí tenéis una foto explicativa de estos accesorios):

  • Un timbre de bicicleta, para poder avisar a los pobres incautos que se crucen en tu camino.
  • Dos frenos independientes, uno para la rueda delantera y otro para la trasera.
  • Una luz delantera blanca, que no sea intermitente y que se alimente por Dynamo o por bateria.
  • Una luz trasera roja, que no sea intermitente y que se alimente por Dynamo o por bateria.
  • Un reflectante blanco en la parte frontal.
  • Un reflectante rojo de gran tamaño en la parte trasera.
  • Un reflectante rojo en la parte trasera que no esté situado a más de 600 mm del suelo.
  • Dos reflectantes naranjas en cada pedal, uno en la parte delantera y otro en la trasera.
  • Dos reflectantes naranjas en cada rueda, colocados a 180º el uno del otro o bien…
  • … material reflectante blanco colocado en la llanta o neumático de cada rueda.

 

Ahora que ya tenemos claro todo lo que tenemos que comprar, continuemos con la normativa de uso de la bicicleta:

  • Debes circular por el carril bici siempre que lo haya y en su defecto, por la vía. No debes usar la carretera ni la acera si tienes un carril destinado a que lo uses.
  • Las luces obligatoriamente deben estar encendidas cuando oscurezca.
  • Debes seguir siempre la dirección de los vehículos a motor, y respetar las mismas señales que ellos, es decir, no puedes meterte en dirección prohibida, debes detenerte ante los mismos semáforos de los coches (a no ser que tengas uno específico para bicicletas), respetar las señales de circulación, etc.
  • Siempre que vayas a girar en una dirección, indícalo con ese mismo brazo.
  • No puede usarse el móvil ni un MP3 mientras circulas.
  • No puedes montar en bicicleta si tu tasa de alcohol supera el 1,3 (en coche es 0,3).

 

Y por último, unos cuantos consejos, que no son de obligado cumplimiento, pero son más que recomendables:

  • Lleva un casco, consejo obvio.
  • Lleva un chaleco reflectante, para usarlo en caso de que las condiciones meteorológicas lo aconsejen.
  • No cometas infracciones con la bicicleta (como ir borracho), ya que te pueden retirar puntos del carnet de coche.

 

Una vez explicadas las normas ¿recomiendo el uso de la bicicleta para moverte por Alemania? Sin duda la respuesta es SI. Este país está preparado para ello, posee carriles bicis vayas donde vayas, ya sea la ciudad o los exteriores, existe normativa específica para poder circular sin problemas con tu bici y la gente la respeta. Además las ciudades están preparadas, proporcionando multitud de lugares adecuados para poder aparcarla y si no lo hay, pues la dejas en cualquier parte, aquí no van a robártela (pero ponle un candadito por si acaso). Cuando estés por aquí verás que casi todo el mundo la usa, de hecho existen casi el mismo número de bicicletas (70 millones) que de habitantes (80 millones), así que… sé uno más.

Como curiosidad comentar que las bicis que usan los alemanes casi en la totalidad de los casos no son las de montaña ni las de velocidad, son bicicletas de paseo (también llamadas bicicletas holandesas), más grandes que las de montaña y más cómodas de conducir, ya que no tienes que inclinarte hacia delante, conduces con la espalda recta como si estuvieras sentado en un trono.

Por último, si quieres buscar una bicicleta de segunda mano, la puedes encontrar en DealMyWheel o en Ebay Kleinanzeigen; si no encuentras lo que buscas, es que no existe. A pedalear se ha dicho.

 

labici_01

 


¿Quieres recibir un E-Mail cuando se publiquen entradas en Vente P'Alemania Pepe?

¡Date de alta en nuestro boletín y recibirás un correo con cada nuevo artículo!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *