Como ya estoy trasladado a mi nueva casa, no podía faltar una fiesta de inauguración para celebrarlo, así que decidí hacerlo como Dios manda: preparando una comilona española e invitando a los amigos. También quería haber invitado a los vecinos (les darían varias vueltas los ojos al ver todos los productos españoles que tenía), pero como eramos ya bastantes en mi casa, decidí esperar a otra ocasión para confraternizar con ellos (si, incluso con “LA VECINA“).

En el menú había como plato principal una paella (gracias a mi mismo que para eso lo preparé), jamón ibérico “der gueno” (gracias mamá y papá), aceitunas (gracias supermercado Edeka), tortilla de patatas (gracias Marcos), aliño de patatas (gracias Auri y Rubens), cecina y chorizo ibéricos (gracias Magdalena y Demetrio), panes al ajo y al tomate (gracias supermercado Real), pastelitos (gracias Quique), tarta de queso (gracias Belén y Andrés) y como no, cerveza alemana (gracias Sara).

Así que pasamos un día muy agradable comiendo y hablando a voces como buenos españoles (pobres vecinos). Después de la comida hubo café y pasteles y alguna que otra partidita a la PS3 y aunque poco a poco se fueron los invitados a sus propias casa, la celebración se prolongó hasta casi las 10 de la noche.

Muchas gracias a todos por venir. ¡Repetiremos pronto!


¿Quieres recibir un E-Mail cuando se publiquen entradas en Vente P'Alemania Pepe?

¡Date de alta en nuestro boletín y recibirás un correo con cada nuevo artículo!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *