Este es un tema que preocupa a mucha gente, sobre todo a aquellas personas que se trasladan a Alemania sin su familia, para intentar establecerse aquí antes de dar un paso definitivo y que el resto de la familia (cónyuge e hijos) se trasladen también a tierras alemanas. Este trámite también puede conllevar un poco de burocracia (como casi todo en este país). 

Así que si eres un ciudadano europeo residiendo en Alemania o bien extranjero no comunitario pero con permiso de residencia, entonces puedes traer a tu familia a vivir contigo en este bonito lugar únicamente teniendo claros unos cuantos conceptos. Esto recibe el nombre de «Reagrupación familiar»

La familia

Lo primero a tener en cuenta es qué se considera «familia» a la hora de realizar esta agrupación; pues bien, se trata de el cónyuge y los hijos menores de 18 años en caso de ser un ciudadano mayor de edad o bien los padres en caso de que el residente en Alemania sea un menor de edad. A estos miembros familiares podrían añadirse otros grados de parentesco como abuelos o tíos, pero únicamente en situaciones muy especiales y justificadas. 

Requisitos para los ciudadanos europeos.

En caso de que el residente en Alemania que desea acceder a la reagrupación familiar sea ciudadano comunitario europeo, su familia puede trasladarse tranquilamente a Alemania cuando quiera, ya que el solicitante goza de libre circulación por el territorio europeo. Esto se aplica con independencia de que el cónyuge o hijos pertenezcan o no a la comunidad económica europea.

Requisitos para los ciudadanos no comunitarios.

Si los familiares que desean trasladarse a Alemania son comunitarios, entonces de nuevo no necesitarán ningún tipo de visado ni permiso, ya que gozan de libre circulación por toda Europa, pero en caso de ser no comunitarios (al igual que el solicitante que reside en Alemania) tendrán que solicitar un visado por motivo de reagrupación familiar en la embajada alemana del país en el que viven. Dicha solicitud será enviada y revisada junto a la embajada de su país en Alemania. Este visado tan solo da derecho a la entrada en Alemania y a una residencia temporal, por lo que en caso de querer tener la residencia permanente deberá solicitarse dicha residencia una vez se resida en territorio alemán.

Para poder solicitar este visado por por agrupación familiar será necesario primero cumplir diversos requisitos:

  • La persona que se desea trasladar a Alemania debe poseer un pasaporte válido y en vigor.
  • La persona que ya es residente en Alemania debe demostrar su solvencia económica para mantenerse a si mismo y a su familia mediante una fuente de ingresos constante o ahorros suficientes.
  • La persona que ya es residente en Alemania no debe estar en proceso de expulsión del país por algún tipo de delito grave.
  • La persona que ya es residente en Alemania debe serlo de forma legal, teniendo el permiso de residencia correspondiente.
  • La persona que ya es residente en Alemania debe tener una vivienda lo suficientemente grande para la reagrupación.
  • En el caso de querer reagruparse con su cónyuge habrá que presentar el acta de matrimonio o bien una unión civil registrada.
  • Si hay algún tipo de sospecha de matrimonios de conveniencia o forzados en los cuales alguna de las dos partes no deseaba el matrimonio, no se concederá la reagrupación. 
  • Si se desea reagrupar a hijos menores de 16 años, ambos padres deberán tener la residencia en Alemania o en su defecto, la(s) persona(s) que tengan la custodia.
  • Si se desea reagrupar a hijos de entre 16 y 18 años, deberá demostrarse que podrán integrarse con facilidad en Alemania, ya sea demostrando unos conocimientos suficientes del idioma alemán (C1) o teniendo una formación que implique que se integrará bien el país.

Si estos familiares son ciudadanos de Australia, Japón, Estados Unidos, Nueva Zelanda, Corea del Sur, Canadá, El salvador, Brasil o Israel, podrán trasladarse directamente a Alemania sin necesidad de solicitar un visado previo y tramitar su permiso de residencia por motivos de reunificación directamente en territorio Alemán.

En caso de que la persona a reagrupar sea el cónyuge, debe tener unos conocimientos mínimos del idioma Alemán (nivel A1), aunque dicho requisito puede obviarse si se cumple alguno de los siguientes requisitos:

  • El residente en Alemania posee la Tarjeta Azul de la UE.
  • El residente en Alemania tiene un trabajo altamente cualificado.
  • El cónyuge que desea trasladarse a Alemania posee algún tipo de título universitario.
  • El cónyuge que desea trasladarse a Alemania reside en Australia, Japón, Estados Unidos, Nueva Zelanda, Corea del Sur, Canadá, El salvador, Brasil o Israel.

Solicitud del visado por reagrupación familiar

Aunque los documentos necesarios para poder solicitar el visado pueden variar entre un país y otro, generalmente hay que aportar los siguientes (tanto original como una copia) en la embajada situada en el país de la persona que desea trasladarse a Alemania por reagrupación familiar:

  • Formulario de solicitud de visado por reagrupación familiar debidamente cumplimentado. 
  • 2 Fotos biométricas del solicitante.
  • Documento nacional de identidad.
  • Pasaporte en vigor.
  • Certificado de nacimiento apostillado. 
  • Certificado de matrimonio apostillado (sólo en caso de que el familiar a reagrupar sea el cónyuge).
  • Certificado de conocimientos básicos del idioma alemán A1, aunque existes excepciones especificadas anteriormente en los requisitos (sólo en caso de que el familiar a reagrupar sea el cónyuge).
  • Partida de nacimiento apostillada del residente en Alemania (con traducción oficial al alemán) en caso de que este sea menor de edad.
  • Certificado de antecedentes apostillado.
  • Certificado de residencia en Alemania de la persona que actualmente vive allí (Meldebescheinigung)
  • Copia apostillada del pasaporte de la persona que reside en Alemania.
  • Seguro médico de viaje.

Reagrupación para otros familiares

En caso de que se desee que un familiar que no sea el cónyuge o los hijos como por ejemplo tíos, abuelos o hermanos, también será posible acceder a la reagrupación familiar pero solo con carácter extraordinario, por lo que los requisitos para poder hacerlo son más rigurosos, como por ejemplo que el familiar que se quiere trasladar a Alemania estuviera en peligro en su país de residencia o en desatención. En cualquier caso será la autoridad alemana la que estudie cada caso concreto y quien tendrá la última palabra a la hora de decidir si dicho familiar puede trasladarse a Alemania o no.

Cuando el residente es un menor de edad

En caso que la persona residente en Alemania sea menor de edad y quiera que sus padres se acojan al derecho de reagrupación familiar para trasladarse a Alemania, también puede hacerlo de igual forma que un adulto, pero en caso de ser un refugiado con derecho a protección, podrá solicitar dicha reagrupación sin tener que demostrar ningún tipo de ingreso, ni tener una vivienda suficientemente grande.

Cuando el residente es un refugiado

En estos casos la reunificación familiar se aplica de forma especial. Un refugiado (o beneficiario de protección subsidiaria) son aquellas personas que por sufrir grave peligro en sus países de origen (pero que no son perseguidos personalmente por pertenecer a algún grupo concreto) son acogidos en un tercer país, en este caso Alemania. 

En estos casos especiales existe un cupo mensual de 1000 familiares, por lo que una vez alcanzado dicho cupo ya no podrán realizarse más reagrupaciones familiares de refugiados, aunque sus solicitudes se quedan pendientes hasta que puedan ser procesadas sin exceder el cupo mencionado. 

La decisión de si se acepta la reagrupación o no recae sobre varios organismos gubernamentales alemanes. En primera instancia son las embajadas situadas en territorio extranjero las encargadas de comprobar que tanto los lazos familiares como las identidades indicadas en la solicitud son correctas. Una vez superado este trámite, las solicitudes pasarán a ser revisadas por las autoridades de extranjería en Alemania donde se estudia la situación en Alemania del solicitante y que de nuevo envían a las embajadas toda la información recabada. Por último las embajadas envían la solicitud al Ministerio de Interior que será el que tome la decisión en última instancia, en concreto la Oficina Federal de Administración situada en Köln. En caso de ser aceptada la solicitud, se le notifica a la embajada que emitirá el visado de entrada para el familiar que desea trasladarse a Alemania. 

Los criterios que considera el Ministerio de Interior para otorgar o no la reunificación son en primera instancia principalmente humanitarios, como por ejemplo si se trata de un menor, si su integridad física corre peligro, si se encuentra en estado de grave indefensión. Una vez valorados estos criterios, se tendrán en cuenta los referentes al residente en Alemania, como su capacidad para mantenerse a si mismos o a sus familiares, los conocimientos del idioma Alemán que posean, sus niveles de estudios, etc.


¿Quieres recibir un E-Mail cuando se publiquen entradas en Vente P'Alemania Pepe?

¡Date de alta en nuestro boletín y recibirás un correo con cada nuevo artículo!


3 respuestas a “La reagrupación familiar”

  1. Mabel Ontivero Tello dice:

    Hola Rafael, gracias x tu blog porque siempre recurro a él cuando me surgen dudas.
    Te cuento tengo nacionalidad Española, mi marido es Argentino y mis hijos Españoles. Pronto queremos vivir en Alemania. Dices que él no necesita hacer muchos trámites burocráticos si mal no entiendo…Pero, me imagino que alguno si. Además del Almendung juntos, me imagino que el certificado de matrimonio traducido y legalizado. Alguna cosa mas? Es más que nada para llevar todo desde la primera vez….
    Gracias x todo!
    Mabel

  2. Manolo y Amparin dice:

    Cuando empecé a leer el artículo pensé que querías reagruparnos. Más adelante ví que como no somos tíos, ni abuelos, ni hermanos, no estábamos en tu imaginación. Que pena! Con la ilusión que nos hubiera hecho!
    Un abrazo
    Tus padres

  3. Orialys Caridad Herrera Romero dice:

    Hola Rafael. Muy certero tu discurso. Ciertamente Alemania es un país colmado de burocracia, yo la viví en carne propia durante dos años completos antes de lograr venir finalmente, en ocasiones me parece que aún estoy en Cuba. Lo que lamento es que frenan cada día más las vías legales cuando diariamente entran por la frontera todo tipo de personas que no se integran y arrastran consigo al país toda una ola de violencia que despiertan la extrema derecha (lo cual estoy convencida que es lo que Alemania necesita ahora mismo). Yo vengo del socialismo más cruel y por eso sé que la izquierda no traerá otra cosa que desastre para los nacidos en el país y aquellos que lo adoptamos como propio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la Política de Privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable de los datos: Rafael Sánchez Costa
  • Finalidad del tratamiento: Envío de boletines de noticias.
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en STRATO Website & Domains (EU)
  • Derechos: En cualquier momento puedes acceder, rectificar, portar o borrar tu información.
  • Información adicional: Más información en la Política de Privacidad