Parece mentira, pero ya han pasado 6 meses desde que me lancé a esta aventura. Parece que fue ayer cuando estaba metiendo todas mis cosas en el coche, momento en el cual se entremezclaban toda clase de sensaciones. Durante todo este tiempo he vivido multitud de experiencias, quizás demasiadas; me he mareado, emocionado, sorprendido, decepcionado, asustado, alegrado, enamorado, desenamorado, cabreado, esforzado, adaptado, peleado, entristecido, emocionado y por supuesto, he sufrido y sufro mucha nostalgia.

He dejado atrás un hogar, unos amigos, una familia, una vida para comenzar otra, fue una de las decisiones más difíciles que he tomado, pero a la vez sencilla y cada día que pasa me convenzo más que el anterior de que fue acertado. Las conclusiones que puedo sacar de esta experiencia son varias:

  • Aunque algo parezca tremendamente complicado, si se realiza paso a paso, sin pensar en la totalidad si no en las pequeñas partes que lo componen, se hace más sencillo. En este caso la suma de las partes no es igual al total.
  • Es mucho más cómodo y seguro tratar de tenerlo todo controlado, pero es imposible. No pretendas que todo quede bajo tu control, ya que hay cosas para las cuales no es posible. Trata de gestionar lo mejor posible todo lo que esté en tu mano y no te obsesiones por las que no dependen de ti, ni directa ni indirectamente.
  • Las cosas importantes requieren sacrificio, siempre. Hay que esforzarse para conseguir las cosas que queremos y deberemos renunciar a otras. En ti esta el decidir si el sacrificio merece la pena con respecto a lo que consigues.
  • Debes pensar mucho lo que haces antes de hacerlo, no tomes decisiones a la ligera, ya que todo tiene consecuencias. Una buena planificación puede ser la diferencia entre el éxito y el fracaso.
  • Nada es negro o blanco, todo tiene una cara positiva y una negativa. Trata de buscar aquello cuya parte positiva supere a la negativa y serás más feliz.
  • Pasamos nuestra vida acumulando cosas, sintiendo apego por ellas o incluso llegando a necesitarlas. Si llega un momento en el cual debemos desprendernos de ellas, será complicado, no nos gustará, pero después de un tiempo te darás cuenta de que realmente no las necesitabas. Aligera carga, te será más fácil desplazarte y te sentirás más libre.

 

Resumiendo, el balance de esta experiencia es más que positivo. Veremos dentro de otros seis meses.


¿Quieres recibir un E-Mail cuando se publiquen entradas en Vente P'Alemania Pepe?

¡Date de alta en nuestro boletín y recibirás un correo con cada nuevo artículo!


8 respuestas a “Los 6 meses”

  1. demetrio dice:

    No no es mentira!! te han pasado muchas cosas y muchas mas pasarán y cada vez mejores 😉

  2. Ali dice:

    Rafa, no sabes lo que me alegro por ti que todo te vaya muy bien y espero y se que te va a ir mejor. Creo que ese es tu sitio, no digo lejos de aqui ni mucho menos pero aqui las cosas estan feas como sabes. Tu te mereces muchas cosas buenas y por supuesto un trabajo reconocido y un buen trabajo, aunque el trabajo no lo sea todo en la vida pero tu siempre le has dado la maxima prioridad siempre, por eso te mereces lo mejor. Creo que ha tenido que cambiar tu vida de esta forma para que sepas valorar otras y estoy muy contenta por ti, de verdad. Ojala encuentres tu sitio que se que lo has encontrado y sobretodo aun queda por llegarte cosas muchisimo mejores. Los que estamos aqui siempre lo estaremos para ti, no lo olvides. Un besote.

  3. tia Macu dice:

    Rafa, cariño, ahi va la receta de la coca
    1 tacita de aceite, 1 tacita de cerveza, una pizca de sal y harina. ( no hay medida para la harina pero la masa tiene que quedcar no muy dura) Si no quieres hacer la masa, puedes comprar una placa de hojaldre, también queda muy buena y menos trabajo.
    Para el relleno: Tres latitas de atún, tres huevos duros y tomate frito de lata o brik o lo que haya por ahí. Si encuentras piñones se los pones también, si no hay no pasa nada.
    El relleno lo mezclas todo. La masa la aplanas y encima pones el relleno y al horno, cuando veas que los laditos están dorados la sacas y aya está, es muy fácil y está muy rica. Los bordes de la masa tienes que enrrollarlos un poquito. Con un tenedor vas ssubiendo un poquito el borde. Ya me contarás Un beso

  4. Mamá y papá dice:

    Nos llena de orgullo el darnos cuenta de que las enseñanzas que hemos intentando inculcarte, unidas a las experiencias que has vivido hasta ahora, te han calado y te han hecho mejor persona. En resumen, te han madurado. No has llegado todavía a la meta, pero vas por buen camino. Le pedimos a Dios que te siga iluminando y ayudando siempre y que tú, a pesar de tu típica cabezonería, permanezcas siempre abierto a las buenas influencias.
    Cariño, nosotros también te echamos mucho de menos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *