¿Que es la Schufa?

Hay muchos que la temen y otros se preguntan que si tiene algo que ver con la horchata valenciana, pero por desgracia no guarda relación con tan rica bebida muy propia de la época en la que estamos. En concreto la Schufa se trata de un documento que acredita que no tienes deudas pendientes (o cuales tienes). Se llama de esta forma porque dicho documento lo proporciona la empresa Schufa Holding AG, entidad privada que tiene su sede principal en Wieswaden (estado de Hesse).

¿Y quienes son Schufa Holding AG?

Pues como ya he dicho, una empresa privada y no precisamente nueva, ya que sus comienzos datan de principios del siglo XX, en concreto en el año 1927, cuando Walter Meyer, Kurt Meyer y Robert Kauffmann fundaron la entidad de crédito Schutzgemeinschaft für AbsatzfinanzierungDurante varios años fueron creciendo en número de entidades, llegando a tener 13 diferentes, hasta que en el año 1953 decidieron unir todas ellas en una única sociedad  llamada Bundes-Schufa e. V. Posteriormente, en el año 2000, de nuevo cambiaron su nombre al actual y finalmente, en el 2002, adquirieron 8 nuevas entidades de crédito formando la empresa que es hoy en día.

¿Y que es lo que hace exactamente la Schufa Holding AG?

Pues básicamente, se dedica a recolectar todo tipo de datos sobre los habitantes de Alemania, principalmente financieros, aunque no solo éstos. ¿Pensáis que vuestra estancia en aquel pueblo perdido de la mano de Dios durante tan solo 6 semanas pasó desapercibida? os equivocáis, la Shufa lo sabe y lo tiene registrado. ¿Creéis que cuando os acercasteis al banco a pedir vuestro estado de cuentas y a pedir una nueva tarjeta porque habíais perdido la anterior quedó entre vosotros y el amable funcionario? Si, fue así, pero luego se lo chivó todo a la Schufa. Os asustaría saber la cantidad de información que tienen sobre vosotros, prácticamente cualquier trámite que hayáis realizado en estas tierras está registrado en las bases de datos de la Schufa, hasta las multas de tráfico.

Seguro que estás exagerando…

Pues no creas… según los propios datos ofrecidos por la entidad, poseen casi 800 millones de datos registrados, correspondientes a más de 66 millones de personas (lo que viene siendo tres cuartas partes de los habitantes de Alemania) y a más de 5 millones de empresas privadas. De nuevo según sus propios datos, cada día atienden unas 350 mil solicitudes de informes de crédito. Para que te hagas una idea de su tamaño, actualmente tiene 750 trabajadores.

Yo una vez quise alquilar un piso y me pidieron la Schufa. ¿A que se refieren entonces exactamente?

Pues ahí está el origen de todo esto. Es muy normal que cuando queráis optar a un alquiler, el dueño quiera saber si sois una persona de riesgo, como por ejemplo una persona que no paga y por ello tiene deudas. Como dichas deudas (si las tenéis) quedan registradas con total seguridad en las bases de datos de la Schufa Holding AG, lo que os están pidiendo básicamente es una copia en papel de toda vuestra vida financiera, para comprobar de esa forma si sois o no unos morosos “de libro”.

¿Y por que no la pide el casero directamente a la empresa?

Por una cosa que se llama protección de datos. Tan solo vosotros (o alguien con vuestra autorización) puede pedir información tan sensible y delicada como es vuestra situación financiera, así que por eso os dicen que consigáis vosotros el documento y se lo entreguéis; bueno, y también para ahorrarse el dinero que cuesta pedir dicho papel, claro está… “la pela es la pela”.

Así que nadie que yo no quiera podrá acceder a mis datos financieros en poder de la Schufa

Ahora mismo es así, pero no te creas que siempre fue de esa forma, es más, hasta el 2006 no hubo una sentencia de los tribunales alemanes que obligaba por la ley de protección de datos a que dicha información solo pudiera ser obtenida por cada persona o bien por otra previa autorización, pero anteriormente era la ley de la jungla. Dicha sentencia se conoce como la “decisión Schufa“.

¿Entonces cuesta dinero pedir la Schufa?

Si y no. Podemos pedir un resumen por nuestra cuenta, que nos remitirán por correo. Para ello primero deberemos rellenar un formulario, que podéis descargar aquí (pinchad sobre cada bandera para obtener el formulario en el idioma correspondiente). Una vez rellenado e impreso el formulario, deberemos meterlo dentro de un sobre junto con una copia de nuestro Anmeldung y de nuestro DNI y enviarlo todo a la dirección que indica el documento (viene con instrucciones). Tras una “pequeña” espera de entre 4 y 6 semanas, recibiremos en nuestro domicilio de forma gratuita nuestra Schufa, pero eso si, la versión resumida.

¿Y si yo quiero la Schufa detallada porque mi casero es tan pijo que la quiere así y la quiere ya?

Pues entonces no vais a tener más remedio que pagar los cerca de 25€ que cuesta el asunto. Lo primero que deberemos hacer es entrar aquí para solicitarlo, pero como probablemente no tendremos documento nacional de identidad alemán, nos pedirán que hagamos un PostIdent, tal y como hacíamos a la hora de abrir una cuenta de banco, es decir, ir con los papeles impresos a una estafeta de correos donde comprobaran que nosotros somos nosotros (llevad vuestro DNI) y ellos se encargarán de enviar dichos documentos a la Schufa Holding AG.

¿Entonces siempre que quiera alquilar un piso voy a tener que pagar 25€? 

No siempre, ya que cuando hay inmobiliaria de por medio, algunas de ellas tan solo nos hacen firmar un papel para autorizarles a pedir ellos la Schufa por nosotros, por lo que no nos costará dinero alguno.

¿Entonces la Schufa Holding AG solo vive de recolectar información?

Si, aunque sus comienzos fueron los de una entidad de crédito cualquiera, actualmente su negocio se basa en recolectar información financiera y venderla, ya sea a clientes particulares (como tú y como yo) como a empresas, que es donde está el grueso de su negocio. Aquí, cada vez que vas a contratar algún tipo de servicio para alguna compañía que tenga un tamaño a considerar (inmobiliarias, compañías telefónicas, bancos, grandes comercios, etc.) lo normal es que firmes tu autorización para que recolecten tu información de la Schufa, y dichas empresas obviamente le pagan una bonita suma a Schufa por poder acceder a ella, así que haz cuentas. Además, desde el año 2004 no solo recolecta información sobre particulares, también sobre empresas.

Suerte y espero que no salga en vuestra Schufa aquella vez que le dejasteis de pagar las chucherías al quiosquero del barrio.


¿Quieres recibir un E-Mail cuando se publiquen entradas en Vente P'Alemania Pepe?

¡Date de alta en nuestro boletín y recibirás un correo con cada nuevo artículo!


2 respuestas a “La Schufa”

  1. Victoria dice:

    Hola!
    MI pareja y yo nos estamos mudando a Frankfurt; nos han pedido la Schufa pero nosotros nunca antes habíamos estado en Alemania. Tiene algún sentido pedirla? Sabes si hay algo parecido en España?
    Muchísimas gracias de antemano.

    • Mario dice:

      Lo más parecido en España es el RAI. Pero no son intercambiables. Si les presentas traducción jurada del RAI vas a perder tiempo y dinero.

      Te la van a solicitar para cualquier alquiler y para cualquier operación crediticia o de financiación por pequeña que sea. Así que si te piden la Schufa, o bien les autorizas a que la soliciten por ti o la solicitas tú… aunque esté en blanco sin registros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *