Detrás del primero, inevitablemente viene el segundo, así que, parece mentira pero ya llevo dos años pululando por estas tierras, tan bonitas a veces, tan hostiles otras. Y tras dos años moviéndome por aquí, ¿a que cosas me sigue costando acostumbrarme? pues mi lista, salvo error u omisión sería esta:

  • El carácter de los gente de tu tierra. Si, es un “topicazo” pero es real como la vida misma, el carácter y cultura de los alemanes (en general) es muy diferente del carácter y cultura españolas y siempre se echa de menos a lo que estamos acostumbrados (a lo bueno, se entiende). Eso de que lleguen las dos de la tarde en el trabajo y alguien diga “¿nos vamos a comer?” y acabemos 10 compañeros comiendo en el restaurante, tomando el café y volviendo a casa a las 8 de la tarde no tiene precio, y aquí eso es simplemente impensable. La capacidad de improvisación en el aspecto social que tenemos los españoles es algo de lo que los alemanes carecen por completo.
  • Ese maldito clima. Si, está claro que este clima no es tan malo, además, ya he dicho varias veces que en ciertas zonas de España es incluso peor que aquí, pero yo vengo del sur y las diferencias son notables, el no ver el sol hoy y mañana tampoco acaba cansando un poco aunque si que es cierto que tiene su lado positivo, ya que cuando hace un poco de buen tiempo (es decir, un día regular el mi tierra), lo vives como si fuera el último y haces todo tipo de actividades al aire libre. Cómo se disfrutan de las cosas cuando ya no están al alcance de tu mano…
  • La capacidad de movimiento. Es obvio que con el tiempo, este “inconveniente” se va salvando poco a poco, pero durante muchos años tu conocimiento de la zona, de la cultura y de las costumbres de esta tierra son limitadas, por no hablar del idioma. Está claro que poco a poco se va aprendiendo, pero no nos engañemos, será muy complicado (por no decir imposible), que controles el alemán como controlas el español, haciendo que tu capacidad de movimiento, tu capacidad para desenvolverte con soltura, se vea muy mermada.
  • La distancia, esa maldita distancia. No es lo mismo tener a tu familia y/o amigos a 2, 20 o 200 km que tenerlos a 2.000. Si, es tan solo un cero de diferencia entre 200 y 2000 pero.. vaya cero. El poder decidir en cualquier momento ir a visitar a nuestra familia o amigos haciendo gala de nuestra capacidad de improvisación social mencionada en el primer punto no tiene precio (de nuevo). Viviendo aquí, quieras o no, tendrás que planificarte un poco más y no será tan sencillo como conducir durante media o una hora tu coche hasta casa de tus padres. Incluso el que diga que eso de que tus padres no puedan presentarse en tu casa por sorpresa es una bendición divina, una vez aquí, te encantaría que sucediera. Como diría Julio Iglesias: “y lo sabes”.

 

Dos años, quien lo iba a decir. Tal y como dije en el primero, igual es el segundo de muchos, pero… ¿alguna diferencia entre el segundo aniversario y el primero? Pues claro, alguna que otra:

  • El alemán me sigue pareciendo el idioma oficial de los Klingons pero mi positividad con respecto a llegar a dominarlo ha aumentado tras un año más de clases. Sigo considerando que mi alemán es de pena, pero al menos soy consciente de que aunque poco, he progresado algo. Un poco de constancia y quizás dentro de 12 años incluso sea capaz de hablarlo.
  • Ya no “quemo” tanto el país como el primer año, es decir, no devoro con avidez posibles destinos turísticos en la zona y los “consumo” con la tranquilidad propia de alguien del lugar. Mi conocimiento del país y sus alrededores es más amplio y disfruto de otras cosas diferentes o quizás con otra perspectiva. Creo que ahora soy un mejor guía turístico (tampoco mucho más, pero algo).
  • Empiezo a tener costumbres alemanas. Aunque algunas de ellas ya las tenía (como la puntualidad o el preferir planificar las cosas antes que improvisarlas), noto como otras costumbres alemanas van arraigando poco a poco en mi interior. Me muevo de vez en cuando en bicicleta, salgo a pasear a los parques o bosques en cuanto hay dos rayos de sol e intento hacer la fotosíntesis, me tomo de vez en cuando una Currywurst acompañada de patatas fritas, las reuniones con los amigos habitualmente son en casa de alguien para comer y pasar el rato de forma relajada, etc. Digamos que ni nivel de germanización ha subido un 5%, aunque espero que no suba lo suficiente como para pasear en verano por un país extranjero con calcetines y chanclas, colorado como si te hubieran pasado por la parrilla vuelta y vuelta.

 

Pues eso es todo, a ver que escribo cuando sea el tercer aniversario…

DaH jImej jup!


¿Quieres recibir un E-Mail cuando se publiquen entradas en Vente P'Alemania Pepe?

¡Date de alta en nuestro boletín y recibirás un correo con cada nuevo artículo!


21 respuestas a “El segundo aniversario”

  1. Ali dice:

    Oye tu mucho Aleman pero “rallos” de sol no existe…. Se escribe “rayos”… Ains con lo culto que tu eres….

  2. Mariano García dice:

    Ánimo Rafa, te quedan otros 15 aniversarios para igualar mi marca, aunque pasito a pasito todo se alcanza, no te preocupes mucho por lo del idioma, un día notaras que ya lo hablas y tu integración solo será un problema de voluntad propia.
    Aunque yo te deseo como a otros muchos miles de jovenes que volvaís a casa, más pronto que tarde.
    Ya hemos empezado a cambiar esto para hacerlo posible.
    Saludos

    • Rafael Sánchez Costa dice:

      ¡Gracias Mariano!

      Aunque es una experiencia enriquecedora y estupenda, no le quita el “toque amargo” que supone tener que dejarlo todo para poder tener un futuro laboral digno. Ojalá algún día sea posible que todos los expatriados puedan encontrar las mismas oportunidades en casa que fuera de ella. Hasta ese día… aquí seguiremos.

      Un saludo y gracias de nuevo.

  3. Annett dice:

    lo de los Klingons no tiene precio, me parto… pues Rafael, ya lo verás, una vez q suba el % de la germanizacion a unos 30% y más ya te convirtirás automáticamente en un guiri, con calcetines y toalla en tumbona y todo … :DDD

  4. Techy-Amal dice:

    Feliz segundo aniversario.
    Pues yo no me termino de adaptarme del todo. Pero eso sí, vivo el aquí y ahora, y como ahora toca vivir éste aquí y ahora, pues eso lo vivo con todo el humor posible y poniendo el foco en otro lugar, si es posible volver a casa como alguna canción. Recuperar las raíces no demorando demasiado, porque somos impermanentes, y todo pasa con rapidez. La vida sobre todo.
    Por dónde te ubicas? Un abrazo sin SOL, porque no hay manera de visualizarlo.

    • Rafael Sánchez Costa dice:

      Pues me ubico en Krefeld, una ciudad al ladito de Düsseldorf. No es mal sitio para vivir.

      Ánimo y recuerda que siempre estamos en continua adaptación. Irá a mejor 🙂

  5. María dice:

    Pues felicidades!! mi hijo hará dos años en agosto…está en Köln. También le cuesta el idioma, pero ahí va. ¿De dónde sacas el tiempo para ayudar tanto a tanta gente?. Eres una buena persona. Yo pasaré por aquí a menudo porque de esta forma me siento más cerca de todos ustedes que se han marchado buscando un futuro mejor en ese país. Quién sabe, igual al final les gusta tanto que ya ni querrán volver a esta España caótica, dices que estás a 2.000 Kms. de tu familia, pues ni te digo nosotros de nuestro hijo…4.000 Kms, ya que vivo en Canarias. Un beso.

  6. mama dice:

    Nosotros tambien te echamos mucho de menos cariño,bueno, mucho no muchisimo, y estamos deseando que llegue el verano para verte con ese morenito que tanto te favorece . te queremos cielo , hasta pronto cariño.

  7. Adrian dice:

    Felicitaciones por tu segundo aniversario, me alegra saber que te va bien por aquí !.

    Tengo que renovar el pasaporte y me piden esto

    Certificado de residencia local original (Aufenthaltsbescheinigung) emitido dentro de los últimos tres meses anteriores a la fecha de solicitud de pasaporte, que quedará en poder del Consulado.

    http://www.exteriores.gob.es/Consulados/STUTTGART/es/ServiciosConsulares/Paginas/PAS.aspx

    Sabes donde puedo conseguirlo? y si de verdad es necesario aportarlo… No vale con un anmeldung?

    Y si vale con un anmeldung es ir al ayutamiento y que me den otro? jajaja

    En fin, muchas gracias de antemano… De los mejores blogs

    • Rafael Sánchez Costa dice:

      El Anmeldung, en determinados procesos, no tiene la “legalidad” mínima para poder aportarlo, por lo que tienes que solicitar el otro documento, previo pago por supuesto (unos 7€). Dirígete a la misma entidad donde obtuviste el Anmeldung y te darán el papelito que te reclaman.

      ¡Un saludo!

  8. jennifer dice:

    hola rafael que tal? pues felicidades por tu aniversario..yo ahora estoy en españa para estudiar mas aleman (estoy en ello) mi marido y yo.. y queremos irnos para alemania otra vez pero esta vez en frankfurt (antes en un pueblo “bad hersfeld”. aver si tenemos ma suerte en los trabajos..españa esta ahora muy mal..y queremos irnos aun lugar mejor..pues mientras se recupera esto..aver con los cambios politicos..un gran saludo!!!!

  9. Cris dice:

    Muchas gracias por compartir y ayudar a los demás de forma tan generosa

  10. Sara dice:

    Gracias, gracias y gracias!!!! Puedo y doy fe de toda la gran ayuda que ofrece Rafa, no tiene precio!!! Enhorabuena !!!! Seguro que pasaran muchos mas en continuo aprendizaje y compartiendo información tan interesante en Alemania o donde tengan el placer de tenerte!!!! : )

  11. Que tal Rafa, me ha encantado encontrar tu blog por casualidad. Yo llegué a Alemania en el 2013, ya llevo casi 3 aniversarios en un pueblo cerca de Münster. No te quiero ni contar lo que me ha costado acostumbrarme al ambiente en el pueblo. Aunque es precioso, parece casi de cuento, pero ese silencio y ausencia de personas por las calles me provocaban una extraña sensación :-))). Mi hijo me llegó a reñir por hacer ruido con los zapatos, que te aseguro que eran de goma. Ahora me gusta y a veces añoro su calma cuando estoy en mi tierra que es Almería. No llego a acostumbrarme a la falta de espontaneidad, aunque me admira su amabilidad. Me encantaría poder encontrarme contigo en Düsseldorf alguna vez, ciudad en donde por cierto, me he llegado a sentir como en casa y a donde me desplazaría con gusto :-))). Un abrazo y mis felicitaciones por tu blog.

    • maria dice:

      Hola Rosalia,
      En que pueblo vives exactamente? yo soy de Almeria también y llevo casi dos años en Münster, estaría genial conocer una paisana! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *